dimarts, 6 de setembre de 2016

DEDICADO A LOS QUE NO SE ATREVEN A PONER ALAS A SU CORAZÓN NI A SUS FANTASÍAS.

MAGNÍFICO ÁLBUM INSPIRADO EN LA FIGURA Y OBRA DE GAUDÍ QUE  NOS RECUERDA LA IMPORTANCIA DE ALIMENTAR Y CUIDAR NUESTROS SUEÑOS Y FANTASÍAS A TRAVÉS DE VALORES COMO EL ESFUERZO Y LA CONSTANCIA PARA PODER ALCANZARLOS.

"LOS SUEÑOS DE GAUDÍ"

PEDRO VILLAR SÁNCHEZ

GEMMA CAPDEVILA

EDITORIAL DIÁLOGO INFANTIL, 2016.


En este álbum Pedro Villar inspirándose en el personaje de Gaudí niño nos presenta la forma en que el genio pudo ir gestando su sueño y alimentando su capacidad creativa. De una forma sutil y delicada nos acerca al mundo de los sueños, unos sueños premonitorios que le anuncian su destino, que crecen y revolotean en su corazón como una tímida mariposa. A través de la bella imagen de una gota de agua en la palma de su mano y la visión de la ciudad mágica en su interior, Antoni descubre su destino.




Pero no abandona sus sueños al azar. Día y noche, a través de sus juegos, sigue moldeando y creando pequeñas construcciones. La imagen irreal de un mendigo que cada noche lo lleva de la mano en sus sueños y le muestra las formas de la naturaleza, le servirán de inspiración para sus construcciones: árboles, hojas, plumas, caracolas... El mendigo desaparece pero Antoni sigue escuchando el eco de sus palabras "la fantasía crea nuevas realidades".



Y así "Gaudí investiga, crea, pone alas a su corazón y a sus fantasías. Sus creaciones son edificios y templos nunca antes imaginados"

Este álbum constituye un magnífico recurso que nos permite una doble lectura. Por un lado, permite acercar a los niños a la figura y obra del artista, a la apreciación y valoración de la inmensurable calidad y originalidad de sus producciones arquitectónicas que nos transportan a niños y adultos a un mundo mágico y lleno de misterios sin igual.

Y por otro, esta bonita historia contagia actitudes como la necesidad vital de entrar en conexión con la naturaleza: de observarla, respetarla y sentirse parte de ella; así como nos invita a alimentar y cuidar nuestros sueños y fantasías como si se trataran de una humilde semilla, a ponerle alas a nuestro corazón, siempre con cierta dosis de constancia y esfuerzo, porque son motor de cambio, permitiendo crear nuevas y diversas realidades.


Las ilustraciones de Gemma Capdevila son magníficas y transmiten a la perfección la magia de los sueños, son dulces y relajantes. Las palabras de Pedro son aterciopeladas, sensitivas... el conjunto es bello, sugerente, inspirador... un auténtico regalo para los sentidos que no os podéis perder los amantes de la literatura infantil, muy recomendable para nuestras bibliotecas escolares.


2 comentaris:

  1. Muchísimas gracias Rosa por tus palabras sentidas y poéticas¡¡¡ Un abrazo¡¡¡

    ResponElimina
  2. Me ha parecido maravilloso lo que he leído de este mágico cuento. Muchas gracias.

    ResponElimina