dissabte, 30 d’abril de 2016

PRECIOS ÁLBUM ILUSTRADO QUE NOS PREPARA PARA ACEPTAR LA MUERTE COMO PARTE DE LA VIDA

"EL LENGUAJE DE LOS ÁRBOLES"

PEPA HORNO GOICOECHEA

MARTINA VANDA

FINEO EDITORIAL, 2015


A través de esta preciosa historia de un niño y su abuelo, Pepa Horno, nos prepara de una forma casi mágica para la aceptación de la muerte como parte de la vida, la vida que no por ello es menos bella. Profundo y reflexivo, ilustrado con unas magníficas acuarelas realizadas por Martina Vanda, es apto para todos los públicos y llega a lo más hondo de nuestro ser dejando una marcada huella. Es una libro que nos prepara para seguir nuestra andadura, serenos y conectados con la inmensidad del universo.

A través de largos paseos por el bosque un abuelo intenta enseñar a su nieto a descifrar el lenguaje de los árboles. Pretende despertar en él esa actitud de escucha que nos hace captar la esencia del cielo, las nubes, los árboles... esa esencia que no es más que la poesía que encierra la naturaleza. Todo un estilo de vida, una filosofía de la existencia. Mensajes que están al alcance de todos pero no todos logran escuchar y por ello "los árboles envejecen, llenos de historias, de susurros". Con una gran sensibilidad describe ese momento íntimo, de complicidad, en el que ambos "silencian sus corazones desbocados" y escuchan las historias de los árboles. "Aquellas historias que hablan de lugares lejanos, de corazones tranquilos y de amores luminosos", pero sobre todo de palabras no dichas. Es en estos momentos mágicos cuando los que viven en la tierra callan y los que están en el cielo les hablan a través de los árboles. 

Pero el nieto sólo logra oír un extraño y bello murmullo, llegando a creer que su abuelo se lo inventa todo.

Un día la muerte del abuelo lo cambia todo "todo parecía detenido, sin vida y sin sentido", su nieto decide ir al claro del bosque y allí de forma mágica los susurros de los árboles se transforman en palabras, en esas palabras que sólo su abuelo le hubiera dicho: 

"No quieras volar tan rápido, mira el bosque, siente la hierba, escucha a los árboles"


Y así, Pepa Horno aborda el tema de la muerte, de una forma delicada, sencilla, casi mágica y nos transmite recursos para afrontarla a través de la conexión con la naturaleza y la expresión de los propios sentimientos. Historia triste pero bella, profunda, que nos ayuda a silenciar nuestros "corazones desbocados", a encontrar la paz que nos ofrece el contacto con la naturaleza y nos invita a poner palabras a los sentimientos y emociones que a veces no logran aflorar, los acallamos, los distraemos, los engañamos y acaban ahogándonos. ¡Os lo recomiendo, no lo olvidaréis!






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada